• ¿Cómo tratar las manchas no grasas y no tintadas en el revestimiento MORTEX®?

    • Lijar la protección entrando en el producto MORTEX® hasta que las manchas desaparezcan.
    • Dejar que las manchas de agua se sequen. Ventilar bien la habitación y observar si las manchas desaparecen.
    • Si es necesario, aplique las capas que faltan comprobando su espesor (respetando el protocolo de instalación en las fichas técnicas disponibles en www.bealinternational.com).
    • Aplicar la protección correctamente según el protocolo de aplicación.
    Nunca añadir una capa de protección sobre una mancha, ya que esta bloqueará la mancha, impidiendo su eliminación posterior.
    Si sólo se lija la protección, siempre habrá un riesgo de que queden restos en las pequeñas cavidades del revestimiento MORTEX®. Por eso aconsejamos lijar entrando en el producto MORTEX® para obtener un revestimiento MORTEX® desprovisto de cualquier protección.
    Además, si queda algún resto de protección en las micro cavidades del producto MORTEX®, tendrá manchas más oscuras en los lugares donde la antigua protección se ha incrustado. Tendrá la impresión de que hay dos o tres capas, mientras que sólo se ha aplicado una.