• ¿Sobre qué soporte se puede aplicar el revestimiento MORTEX®?

    El soporte debe estar sano, seco antes y después de la instalación, limpio, mate, sin polvo y no grasiento. Debe ser duro, no congelado ni harinoso.
    MORTEX® COLOR 2 se adhiere a una multitud de soportes:
    – Soportes minerales: morteros, pavimentos, hormigón, enlucidos de albañilería, revestimientos de cemento, baldosas esmeriladas…
    – Madera reconstituida o soportes aglomerados hidrófugos como el MDF (Medio).
    – Paneles de poliestireno o poliuretano con un revestimiento de cemento reforzado o paneles de fibrocemento.
    – Yeso, placas de yeso normales o hidrofugadas.
    – También se han llevado a cabo con éxito pruebas sobre vidrio y metal.
    Para cualquier otro tipo de soporte, realice pruebas. Hay que evitar los revestimientos de plástico.
    Cuando el soporte está compuesto por materiales de diferentes naturalezas, no estables y/o con juntas (por ejemplo: azulejos), es imperativo tomar las precauciones necesarias para evitar, en la medida de lo posible, cualquier movimiento debido a la dilatación, a la diferencia de tensiones superficiales e internas y al corte. Teniendo en cuenta esto, se debe elegir entre:
    – Un armazón de red o estera textil para armar las juntas.
    – Un armazón de red para encolar en la primera capa técnica.
    – Una estera textil especial para adherencia del mortero en los ángulos.
    – Membranas de desacoplado en toda la superficie.
    Es indispensable asegurarse de la correcta estabilidad del soporte. En caso de duda, consúltenos. Siempre es aconsejable realizar una prueba.